26 septiembre 2018

Nuestra historia

CONSTRUIDA POR HOMBRES PARA LA NATURALEZA. DESDE 1958.

La empresa Campagnola, con base en Emilia Romagna (Italia), gracias a una competencia y a los conocimientos adquiridos durante más de 60 años de experiencia, es uno de los líderes mundiales en el diseño y producción de sistemas neumáticos y eléctricos para la poda y la cosecha.

Para interpretar las necesidades en crecimiento  rápido y constante del mercado de la Península Ibérica, en el año 2000 Campagnola otorga la venta exclusiva de su gama de productos a Campagnola Ibérica de Suministros Agrícolas para toda este área, y ahora también para el Centro y Sur de América, obteniendo de inmediato una posición de liderazgo en el campo de la poda y de la cosecha mecanizadas.

Los primeros pasos de la “aventura Campagnola” se hacen en 1958, cuando Vittorio Ferretti, únicamente equipado con determinación y grandes ideas, empieza a realizar los primeros experimentos prácticos en un pequeño taller de 20 metros cuadrados. 

Las numerosas etapas de este apasionante viaje empiezan en los años del renacimiento industrial y de la recuperación del desarrollo económico. En 1961 el área de trabajo pasa de 20 a 200 metros cuadrados y después de veinte años se crean las condiciones para convertirse en una Sociedad de Responsabilidad Limitada. Desde 1983 la sede se encuentra en Zola Predosa y, después de varias ampliaciones y renovaciones, se llega a la estructura actual con dos naves adyacentes y un área total de 8.000 metros cuadrados .

Desde la fundación hasta hoy, la prioridad de Campagnola siempre ha sido la investigación: Gracias a un personal técnico experto y dinámico, comprometido con el desarrollo de nuevos equipos de última generación, la empresa ofrece a una clientela exigente lo mejor en términos de productos y soluciones técnico-comerciales, que se distinguen por su calidad, fiabilidad y el respeto por el medio ambiente.

Después del diseño y la realizacion de prototipos por parte del equipo de R&D y despúes de numerosas pruebas en el campo, el ingeniero del Control de Calidad envía cada lote de producción a pruebas de aceptación que se efectúan por medio de bancos específicos. Ésta es la razón por la cual la elección de la gama Campagnola garantiza el máximo rendimiento para el usuario final.

La atención al detalle, típica de quien cuida la empresa como su propio hogar, es una piedra angular de la filosofía de Campagnola. Después del diseño y la implementación por parte del equipo de R&D también a través de numerosas pruebas en el campo, Control de Calidad envía cada lote de producción a pruebas de aceptación que se efectúan por medio de bancos específicos. Ésta es la razón por la cual la elección de la gama Campagnola garantiza el máximo rendimiento para el usuario final.

Campagnola es la única empresa especializada en poda y cosecha que posee la certificación de calidad UNI EN ISO 9001, 2015. 

La gestión cuidadosa y sensible, fijada en el bienestar de los usuarios y la protección del medio ambiente, son factores clave del éxito que acompaña a Campagnola durante 60 años.